Cerrar

La “joven” mediana edad

La "joven" mediana edad

¿Crisis o Renacimiento? ¿Cómo lo enfocas tu?

NEV Coaching &Consulting

NEV Coaching &Consulting

Publicado el lunes, 08 de julio de 2019 a las 14:59

Vivimos en un mundo donde la juventud, la belleza y la vitalidad son apreciadas constantemente por encima de muchas otras cosas. Y ciertamente tienen su valor. Pero la gran mayoría de los individuos activos, con talento y que contribuyen a nuestra sociedad, en realidad superan lo que la cultura popular y los medios de comunicación llamarían “la flor de la vida”.

Y, sin embargo, yo diría que es exactamente en esta “mediana edad” donde muchos comienzan a trascender, realmente para bien, sus formas habituales de pensar, creer y actuar.

Carl Jung y muchos de sus sucesores han considerado que, en realidad, es en este punto único de nuestras vidas donde empezamos, no solo a hacer preguntas importantes sino también a trabajar para manifestar nuevas realidades, para nosotros y para los demás, que están más en línea con nuestros valores.

Hemos pasado por mucho y ya hemos logrado mucho: familias, carreras y cualquier otro número de objetivos personales y profesionales. Después de estos logros, es natural que comencemos a preguntarnos “¿qué más hay en la vida?”

Y las respuestas a esto son muchas y posiblemente espectaculares.

El término sobre acuñado “crisis de la mediana edad” es una realidad para muchos y puede aparecer en cualquier momento, desde mediados de los treinta hasta los sesenta. Diría que, de hecho, puede ser algo necesario y exactamente lo que se supone que debe suceder y se presenta en muy diversas formas.

Pero ¿qué pasaría si, en lugar de ser simplemente un momento de lucha, confusión, frustración y demás, este fuera simplemente el punto de partida para nuestro recién descubierto “Renacimiento de la mediana edad”? Porque eso es exactamente lo que se supone que debe ser, si lo exploramos a través del un viaje de autodescubrimiento.

Esto no es para quitar importancia al hecho de que este período inicial de cuestionamiento e incluso inquietud puede ser, a veces, bastante perturbador. Cualquier precursor de un gran cambio positivo siempre lo es.

Pero muchos grandes profesionales, artistas, científicos, escritores, educadores, etc., hicieron su trabajo más significativo y, a menudo, el más renombrado, comenzando en esta “mediana edad”, esquiva y abstracta, y en adelante. Todo lo que tienes que hacer es revisar las TED Talks, los archivos históricos y similares para comprobar que esto es cierto.

Entonces, ¿cómo abordamos este precioso momento de nuestras vidas con más facilidad, paz, alegría y satisfacción? Aquí tienes algunos pensamientos …

1) “¿Qué es lo más importante para mí AHORA?”

Por alguna razón, se nos enseña a creer que lo que pensamos, hicimos, creímos, etc. hace años, es lo que necesitamos seguir haciendo el resto de nuestras vidas para ser auténticos. Pero esta idea en esencia se basa en la creencia de que las personas no cambian y no pueden cambiar, y que evolucionar hacia nuevas formas de ser y de vivir está mal. Y, sin embargo, este es el punto central de “estar en tu mejor momento” para siempre. Responde a esta pregunta en detalle, “¿Qué es importante para mí AHORA?” Y olvídate de lo que solía ser en su momento. No solo tenemos el derecho, sino también la responsabilidad de cambiar de opinión a medida que crece nuestra sabiduría y madurez, para nuestro propio beneficio y el de los demás.

2) “¿Qué quiero haber sido y haber hecho?”

Es posible que ya hayas hecho esto antes, pero mi experiencia al hacer este ejercicio durante los últimos 10 años es que para la mayoría de las personas no ha sido así. Está relacionado con la primera pregunta pero va aún más allá. Con suerte, nos queda mucha vida por delante y hermosos momentos para llenarla. Pero si no trabajamos deliberadamente para comprender QUÉ hará que nuestras vidas sean hermosas y POR QUÉ, perderemos muchas oportunidades de alegría y satisfacción en el camino. Imagina que estás al final de una larga y maravillosa existencia, pero no te queda más tiempo. Estás mirando hacia atrás y la pregunta que debes responder es “¿Qué querrías haber sido y hecho para que tu vida hubiera sido verdaderamente significativa?” Puede sonar mórbido pero es poderoso y fue Allen Watts quien dijo que reflexionar sobre la muerte de vez en cuando tiene un enorme potencial para despertar nuestro potencial creativo. Pruébalo y escríbelo en detalle.

3) “¿Quiénes son las personas con las que quiero seguir adelante?”

Esta puede ser una pregunta difícil de responder, ya que a veces son los familiares y amigos que siempre han estado con nosotros, los que han contribuido a la mayor toxicidad en nuestras vidas. Y eso nos puede hacer sentir que estamos “atrapados con ellos y su forma de ser de por vida”. Pero este no tiene por qué ser el caso. No es un misterio que a esta edad muchas personas terminan divorciadas o cambiando de alguna manera algunas relaciones cercanas. Pero a veces no necesitamos esperar a que las cosas se pongan tan mal antes de cambiar los términos de la relación con nuestros seres queridos. Pregúntate, incluso escribe una lista, ¿quiénes son las personas que contribuyen positivamente a tu vida? ¿Quién no lo hace y POR QUÉ? (el por qué es crítico) ¿Cómo puedes comunicarte acerca de tus necesidades, límites, etc. para mejorar esas relaciones difíciles, o simplemente distanciarte de ellas? Una vez más, te resultará duro, pero necesario. Seamos honestos: casi todas las relaciones son condicionales y así deberían ser, basadas en como os hagáis sentir mutuamente. Incluso si alguien está abusando de ti y decides que necesitas tenerlo en tu vida en el futuro, hay muchos pasos que puedes tomar para reafirmarte sobre lo que debes cambiar. Se necesita valor, pero los beneficios superan enormemente a las desventajas.

4) “¿Qué situaciones y hábitos están haciendo de mi vida un INFIERNO?”

Nuevamente, esto está relacionado con las preguntas anteriores, pero tiene la intención de profundizar en las circunstancias específicas que están complicándote la vida. Puede parecer que no hay nada que puedas hacer, pero te prometo que después de 10 hermosos años de hacer este trabajo, sin mencionar mis propias dificultades, siempre hay algo que puedes variar, ajustar o cambiar por completo. Tal vez sea tu situación laboral, un mal hábito que ya dura demasiado, una forma de pensar y reaccionar que causa más dolor que bien. Podría ser una gran variedad de cosas. Pero reconocer el dolor primero, es la clave para avanzar. Tal vez no puedas cambiar en este momento, pero solo creyendo que se puede mejorar y comenzando a pensar en cómo hacerlo, puede ayudarte a resolver este desafío. Mira nuestro artículo sobre La gente cambia. Y lo hacen así para obtener más información.

5) “Estoy agradecido por _________”

A veces, en la rutina diaria de nuestras vidas y en las continuas historias y reacciones que tenemos, puede ser difícil reconocer realmente toda la bondad que la vida nos ha dado. Las investigaciones han demostrado que las reflexiones de gratitud son una de las formas más poderosas de hacer que las personas se sientan más positivas y fuertes en sus propias circunstancias, incluso si están deprimidas o si están sufriendo. No se trata de comparar con el dolor de otros para que te sientas mal por sentir el tuyo. ¡De ningún modo! Más bien, simplemente se trata de tomarse un tiempo, regularmente (antes de acostarse o en cualquier momento) para dar gracias por lo que es bueno y está funcionando AHORA MISMO. Todo es temporal, todos lo sabemos, pero eso no hace que el alivio y la alegría actuales sean falsos o insignificantes.

6) “Soy joven porque ________”

Dicen que “la edad es solo un número” y, en esencia es cierto, pero si estás atravesando, como yo recientemente, algunas dificultades relacionadas con la edad, esta afirmación puede parecerte débil. Pero TODO es una cuestión de perspectiva. Para bien o para mal, solo tienes que pasar tiempo con personas mayores que tú para darte cuenta. Mis queridos padres dijeron inteligentemente: “pasamos los años 40 y 50 preocupándonos porque envejecíamos, solo para llegar a los 60 años y darnos cuenta de lo jóvenes que somos en realidad”. La investigación en neurociencia nos ha demostrado que, a diferencia de lo que se creía anteriormente, el cerebro no deja de cambiar a los 19 años. Hoy día sabemos que con neuroplasticidad tenemos el potencial de aprender, lograr y triunfar a CUALQUIER EDAD. Una vez conocí a una mujer que entre sus 70 y 90 años aprendió un nuevo idioma, se convirtió en pintora y dominó el uso de su ordenador como una profesional. Yo solo tenía unos 20 años en ese momento, pero nunca la olvidé y todavía tengo una de sus hermosas pinturas. Es decir, si te tomas un tiempo para reflexionar sobre lo que aún es vital, vibrante y posible para ti a la edad que tienes, hay un mundo infinito de posibilidades, potencial y satisfacción para que lo aproveches y celebres. Pero primero y ante todo, comienza con lo que estás dispuesto a creer, sobre ti mismo.

Siempre nos encantan tus ideas, así que envíanos tus comentarios aquí. 

5
visitas hoy 3 · visitas total 1.384

Usuario: NEVCoachingConsulting

Empresa: NEV Coaching &Consulting

Canal: CEEI Valencia

Fecha publicación: 08/07/2019 14:59

Url: http://ceeivalencia.emprenemjunts.es/?op=8&n=19275

Comentarios

Usuario sin logear

Envía tu comentario

Debes iniciar sesión - Hoy 08:18

Título:

Comentario:

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar