Cerrar

Lütolf: "Nadie duda de que la digitalización es un proceso que todas las empresas Agro deben implementar en su día a día"

Entrevista a Ivan Lütolf, presidente y fundador de AgroTech España

Mostrar ampliado

Ivan Lütolf

Ivan Lütolf

El próximo 19 de noviembre, Ivan Lütolf, Presidente de AgroTech España estará en el evento Focus Pyme y Emprendimiento Vega Baja para hablar de la digitalización en el mundo Agro. Por este motivo y con el objetivo de conocer un poco más sobre la labor que desarrollan en su entidad, desde CEEI Elche hemos querido realizarle esta entrevista.

 

Hola Ivan ¿Cómo nace Agrotech España y cuál es su principal objetivo?

La asociación AgroTech ESPAÑA surge de la necesidad de las start-ups y empresas enfocadas a la implantación de nuevas tecnologías y digitalización de empresas agrícolas, ganaderas o pesqueras, así como para el desarrollo rural de la llamada España vaciada:

 

AgroTech ESPAÑA se dirige a:

  • Empresas tecnológicas (Tech)
  • Empresas Agro, de la cadena agroalimentaria y que componen los eslabones del sector primario: producción; industria de transformación; comercialización; distribución
  • Entidades: administraciones públicas, asociaciones, colegios oficiales, universidades, centros tecnológicos, inversores, etc

 

La asociación ofrece:

  • A las empresas Agro, encontrar a la empresa Tech que mejor se adapta a sus necesidades
  • Generar oportunidades de negocio a las Tech
  • A las Tech, disponer de un ‘altavoz’ a nivel institucional que atienda y defienda sus intereses.
  • Ayudar a las Entidades públicas en la aplicación de los fondos europeos y ayudas destinadas a la digitalización.
  • Trasladar a las empresas Agro y a las Entidades las bondades de la digitalización.
  • Generar sinergias entre los asociados .
  • Fomentar la capacitación y la formación tanto a las empresas Tech, como a las Agro y a las Entidades
  • Canalizar las ofertas de empleo de perfiles tecnológicos para empresas Tech, Agro y Entidades
  • Ayudar a las empresas Tech en su búsqueda de inversión público-privada.

 

¿En qué punto de su relación se encuentran la tecnología y la agricultura en estos momentos?

Ya nadie duda de que la digitalización es un proceso que todas las empresas Agro, sin importar su tamaño, deben implementar en su día a día.

Ya sea:

  • Porque se lo imponen las administraciones públicas (a través de normativas muy exigentes, como por ejemplo presentar el Cuaderno de Campo).
  • Porque se lo exige el propio mercado, cada vez más competitivo, cada vez más globalizado, en el que el consumo de productos alimentarios provenientes de países extranjeros es algo que ya está plenamente instaurado y asumido… Si no te modernizas, la competencia, tanto regional, nacional, europea o internacional, lo hará por ti y te sacará del mercado.
  • Porque se lo demanda los propios consumidores, cada vez más exigentes y sensibilizados con aspectos relacionados con el medio ambiente, la sostenibilidad, con el consumo de productos alimentarios que les aporten salud y una mayor calidad de vida, etc.

 

La ONU prevé que para 2050 nos acerquemos a los 10.000 millones de habitantes, y si sumamos el hecho de que debemos producir de forma mucho más sostenible (Objetivos de Desarrollo Sostenible), la única forma de producir más con menos recursos solo nos lo va a permitir el uso de las nuevas tecnologías.

La digitalización permite producir de forma mucho más eficiente, ya que la toma de decisiones estará basada en datos contrastados y de gran calidad, y eso solo se consigue si tenemos una producción basada en datos y estos datos solo nos lo pueden aportar implantando nuevas tecnologías y digitalización en nuestros procesos. Si no medimos, no podemos saber cómo lo estamos haciendo.

La digitalización nos permitirá saber cómo lo hemos hecho, nos ofrecerá información muy valiosa sobre cómo corregir los errores o ineficiencias y mediante predicciones, saber cómo mejorar.

 


 «El sector agroalimentario ha respondido con absoluta eficacia al reto que ha supuesto la pandemia, en términos de producción y de oferta de productos alimentarios a la sociedad»


 

¿El Covid19 ha provocado una mayor concienciación por parte del sector de la importancia de la digitalización o ya existía esa concienciación?

El sector era consciente de que debía digitalizarse, pero faltaba el último empujón, que sacando algún aspecto positivo de esta pandemia, está acelerando la digitalización en las empresas de distintos sectores, no solo del agroalimentario.

El sector agroalimentario ha respondido con absoluta eficacia ante el reto que ha supuesto la pandemia, en términos de producción y de oferta de productos alimentarios a la sociedad.

Sin duda una de las consecuencias que ya se vislumbran de esta pandemia es el hecho de que los consumidores estamos más sensibilizados con nuestra salud: queremos consumir productos que nos aporten bienestar, mayor salud, que nos permitan prevenir enfermedades y ya se ha asumido el comercio electrónico como una forma de comprar productos y servicios de forma segura… ya prácticamente nadie cree que poner los datos de una tarjeta de crédito a la hora de comprar supongan un riesgo.

La digitalización también ayuda a respetar las nuevas ‘normas sociales’ que el Coronavirus a impuesto: mayor distancia social, el hecho de poder a distancia o desde casa, está aumentando el consumo de cultura desde casa (Netflix ha aumentado considerablemente su número de suscriptores), comprar en tiendas online se ha normalizado completamente, nos hemos acostumbrado a que nos entreguen comida a domicilio, etc.

 


«Solo con la tecnología y la digitalización de procesos vamos a ser capaces de producir de forma mucho más eficiente»


 

¿Cómo pueden ayudar las nuevas tecnologías al sector agrario si tenemos en cuenta la situación actual que estamos viviendo?

Solo con la tecnología y la digitalización de procesos vamos a ser capaces de producir de forma mucho más eficiente.

La digitalización nos va a ofrecer ‘datos’ sobre lo que estamos haciendo, ya que actualmente hay tecnologías que nos permiten captar el dato (sensores, mapas, satélites, drones, apps, IoT, teledetección, blockchain, agrobots, ERP, etc) y otras tecnologías analizan e interpretan estos datos (Big Data, Inteligencia artificial, machine learning, etc), y nos indicarán si lo estamos haciendo bien, mal, y dónde podremos mejorar.

Por otra parte, si tenemos en cuenta la absoluta convicción que están mostrando las instituciones europeas y nacionales con proyectos y planes para incentivar la digitalización, las empresas Agro ya no tienen excusas para poder implantar las nuevas tecnologías en sus empresas.

 


«La barrera de la tecnología es solo psicológica… si se quiere, se puede»


 

Desde tu punto de vista, ¿Cuáles son las barreras que ha de superar el sector para adaptarse a la tecnología y alcanzar nuevas oportunidades?

Se suele decir que la edad es un factor determinante a la hora de implantar las nuevas tecnologías, que la gente de más edad es muy reticente a utilizar las nuevas tecnologías… yo siempre les pongo el mismo ejemplo… ¿Utilizan WhatsApp? Seguro que sí… ¿Por qué? Porque si no lo utilizan, no pueden ver las fotos o vídeos de sus nietos, o no podrán participar de las conversaciones de la familia… la barrera de la tecnología es solo psicológica… si se quiere, se puede.

Está claro que uno de los aspectos más relevantes en la asunción de las nuevas tecnologías es la usabilidad, la ‘curva de aprendizaje’, es decir, lo fácil o difícil que sea ser capaz de utilizar una u otra herramienta… y esa es la asignatura pendiente en algunas empresas tecnológicas.

Otra de las barreras que suelen indicar es el desembolso económico que eso supone, generalmente basado en el desconocimiento real de las bondades que aportan la digitalización en términos de reducción de costes, ya sean en tiempo, en gestiones, en seguridad, etc

No se trata de querer digitalizarlo todo en 1 año, se trata de empezar.

Por poner otro ejemplo: las reivindicaciones de los agricultores con respecto al precio que se les paga por su producción es del todo respetable y entendible, pero en muchos casos deberían de analizar internamente si están produciendo de forma eficiente: por ejemplo a la hora de aplicar productos fitosanitarios o fertilizantes. En muchos casos los aplican a toda la finca porque ‘es lo que siempre hemos hecho’, pero no se han parado a pensar si realmente se necesitaba hacerlo: es decir, mediante sensores y drones, van a ser capaces de saber dónde deben regar, qué cantidad exacta de fertilizantes aplicar, etc.

De esta forma, van a poder tomar decisiones basadas en datos y no ‘en lo que se ha hecho toda la vida’.

S/V
787 visitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar