Cerrar

"Buscamos el win-win entre personas de ciudad y las comunidades locales"

Diana Moret, fundadora de Pandorahub

Centro Europeo de Empresas Innovadoras Valencia (CEEI Valencia)

Centro Europeo de Empresas Innovadoras Valencia (CEEI Valencia)

Publicado el miércoles, 11 de agosto de 2021 a las 07:00

Mostrar ampliado

Diana Moret, fundadora de Pandorahub

Diana Moret, fundadora de Pandorahub

Pandorahub nació hace más de 6 años con experiencias piloto en Riba-Roja d’Ebre (Tarragona), Solanell (LLeida) y Bali, cuna mundial de los nómadas digitales.

Para su fundadora, Diana Moret, Pandorahub es “una red informal de personas, cada una con sus propios proyectos, que comparten la pasión por la naturaleza, el mundo rural y el emprendimiento con impacto, que se convierten en focos de atracción y consolidación de personas inquietas, creativas y emprendedoras en el mundo rural mediante un efecto polinizador. Y concluye: "somos una red de agitadores rurales o rural shakers”.

De esta manera, la asociación explora cómo revertir la despoblación rural a partir del emprendimiento social y tecnológico y de las oportunidades del trabajo en remoto.

Diana participó el 14 de julio en el Foro Emprendimiento con Talento ‘Iniciativas empresariales vs despoblación’

¿Diana, qué necesidad trata de cubrir Pandorahub?

Por un lado y para personas que residen en ciudades, abordamos la necesidad o la voluntad de abandonar la ciudad ofreciendo una vida rural o combinando lo rural con urbano acorde a sus necesidades, afinidades y actividad profesional.

Ofrecemos una puerta de entrada a la gente de ciudad que quiere establecerse en un espacio natural de forma permanente o temporal, fijándonos en el nivel de afinidad entre la comunidad rural y la persona recién llegada.

"Siempre buscamos una relación win-win en que unos a otros se aporten valor añadido y se retroalimenten"

Para ello trabajamos estrechamente con la otra cara de la moneda: con comunidades y colectivos locales que quieren recibir población, como espacios de coliving rural, comunidades rurales alternativas y/o intencionales, proyectos de cohousing rural que buscan unir personas a su grupo semilla, poblaciones con espacios de coworking donde el ayuntamiento ofrece ventajas a personas teletrabajadoras y/o emprendedoras, etc.

Siempre buscamos una relación win-win en que unos a otros se aporten valor añadido y se retroalimenten.

¿Cómo hacéis esa relación entre personas y pueblos?

Conociendo a fondo tanto las comunidades locales como los nuevos pobladores. Para ello hacemos un análisis exhaustivo de las oportunidades, puntos fuertes, necesidades, personas, entidades y actores clave de la comunidad local y de los deseos, preferencias, necesidades y posibles bloqueantes hacia una vida más rural de la persona de ciudad.

Escuchamos, entendemos y diagnosticamos para hacer un “traje a medida” para ambas partes. La persona que viene de fuera recibe una propuesta de primeros pasos al mundo rural, incluyendo tres posibilidades de espacio de entre una semana a tres meses, con ventajas y descuentos por parte de los proyectos locales

Pandorahub hace de puente entre la persona que llega y la comunidad rural. Al final no se trata tanto del espacio sino de las personas, quién hay allí, a quién me encontraré, por qué ir a uno u otro lugar. Espacios y lugares con encanto no faltan en el mundo rural, la clave es cómo hacer el "match” entre la persona recién llegada y la comunidad local y saber cómo hacer para que todo el mundo gane con esta mezcla entre dos mundos.

"Pandorahub hace de puente entre la persona que llega y la comunidad rural"

En los programas de aceleración profesional y emprendedora de Pandorahub se mezclan a propósito personas y proyectos aparentemente distintos, por ejemplo, globales-tecnológicos con locales-analógicos. Siempre y cuando compartan un mismo objetivo o misión, esa diversidad potencia la innovación, la colaboración y el establecimiento de vínculos de alto valor añadido entre lo rural y lo global que sirven de palanca para la creación de empresas, empleo, atracción y consolidación de población al mundo rural.

¿Qué resultados estáis teniendo?

Después de los tres primeros años de experimentación con distintos tipos de actividad y duración, distinto perfil de participantes, distintos tipos de localidad rural (desde la localización más arriesgada como un pueblo abandonado en reconstrucción hasta poblaciones de costa con retos de estacionalidad pero no de despoblación) en 2018 dimos con la fórmula que hasta la fecha nos ha dado mejor resultado en cuanto a indicadores tangibles y medibles de reactivación económica y por ende, de repoblación.

Es la fórmula que utilizamos en los programas de aceleración emprendedora y consiste en incluir una serie de variables concretas para incrementar las posibilidades de que el impacto cristalice y se sostenga en el tiempo a nivel local. A partir de ahí creamos una metodología propia para abordar proyectos de reactivación económica y social transversales en un territorio rural con mínimo margen de error a nivel de resultados conseguidos.

"En los programas de aceleración emprendedora partimos de un eje temático comúnmente aceptado como importante por los participantes"

Una de las claves de esta metodología es identificar un eje temático comúnmente aceptado como importante en el territorio, compartido por las personas participantes en los programas. Esta singularidad local, ya sea una fortaleza o un reto medioambiental o social, es fundamental para que surja la magia y la colaboración entre personas muy diversas.

Este es el caso del programa de aceleración profesional y emprendedora Civichub Garrotxa, basado en la fortaleza local de la innovación cívica, que en dos ediciones ha conseguido aglutinar a 179 participantes (40% locales y 60% de fuera de la Garrotxa), 55 proyectos de innovación cívica y social, más de 10 equipos de gobierno local, hackers y desarrolladores web, consiguiendo que se constituyan 6 empresas, se creen más de 10 proyectos fruto de la colaboración entre participantes y se generen 5 oportunidades laborales, haciendo que 5 personas se muevan a la región, además de facilitar la contratación de proyectos entre participantes por más de 15.000€ y contribuir a que algunos participantes consigan más de 700.000€ 6 meses después del programa.

¿La situación provocada por el covid os ha ayudado a crecer?

El covid ha hecho que todo el mundo quiera abandonar la ciudad. Desde que comenzó, nos contacta muchísima gente de manera orgánica que busca hacer un cambio temporal o definitivo al mundo rural.

Desde septiembre del 2020 hemos realizado más de 50 entrevistas en profundidad para entender las particularidades del momento social provocadas por la pandemia. Esto nos ha permitido realizar un análisis antropológico exhaustivo y profundizar en el momento vital de cada persona, sus motivaciones, sus miedos… y hemos encontrado patrones similares. Gran parte son personas solas, saturadas de trabajo y estresadas, también parejas incluso familias, que quieren irse a vivir a la naturaleza pero que temen aislarse todavía más o encontrarse solos y sin un tejido social afín allí.

"El covid ha hecho que todo el mundo quiera abandonar la ciudad"

En respuesta a esta situación, hemos puesto nuestra red colaboradora de espacios de coliving rural y comunidades rurales alternativas en todo el territorio español al servicio de esta voluntad de ruralización generalizada.

Se trata de la red de coliving rural con la que proporcionamos acompañamiento personalizado para este cambio a una vida más rural y colectiva, ya sea temporal o permanente.

Antes de terminar 2020 también lanzamos un nuevo tipo experiencia piloto mucho más ambiciosa que las residencias de coliving rural al uso que habíamos realizado hasta el momento: la incubadora vida rural en semi comunidad.

Además de contener lo que normalmente implican nuestras residencias de coliving rural (conexión con emprendimiento e innovación local, visitas con alcaldes de poblaciones que buscan habitantes, sesiones de intercambio de conocimiento entre participantes, etc.) esta experiencia estaba pensada para profundizar en la conexión con el grupo y el cambio vital y personal que supone el cambio a un estilo de vida más rural y colectiva. De ahí que contemos con el apoyo de un facilitador experto en acompañamiento de comunidades y gestión de conflictos.

"Quien quiera establecerse definitivamente en la naturaleza, debe dedicar tiempo a explorar y a probar"

Nos dimos cuenta de que además de contar con este tipo de facilitación y por la delicadeza del momento actual, es importante contar también con el apoyo remoto de coaches o terapeutas para hacer apoyo puntual a participantes si lo necesitan. El primer piloto de esta experiencia fue muy intenso y el aprendizaje por parte de todos fue brutal.

En este caso, fue una experiencia de corta duración. Cuando se trata de personas que quieren establecerse definitivamente en la naturaleza, lo más sano es dedicar tiempo a explorar y a probar distintos formatos. No hay que olvidar que es una decisión importante. Es un descubrimiento vital.

 

5
1.378 visitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar