Cerrar

"Los beneficios de las comunidades agrofotovoltaicas se quedan en el territorio"

Ricardo Romaguera, fundador y CEO de INDEREN

Centro Europeo de Empresas Innovadoras Valencia (CEEI Valencia)

Centro Europeo de Empresas Innovadoras Valencia (CEEI Valencia)

Publicado el viernes, 01 de octubre de 2021 a las 12:09

Mostrar ampliado

Ricardo Romaguera

Ricardo Romaguera

Ricardo Romaguera es el fundador y CEO de Ingeniería y Desarrollos Renovables. Participa el 6 de octubre en el Foro Innovación y tecnología en el medio rural en el que dará a conocer su proyecto de creación de Comunidades Energéticas Renovables Agro-fotovoltaicas en la Comunitat Valenciana.

En esta entrevista hace un resumen de lo que contará en la jornada:

Ricardo, ¿qué son las comunidades agrofotovoltaicas?

Son un nuevo concepto que estamos desarrollando desde INDEREN. Es la combinación de Comunidades Energéticas Renovables con proyectos agrovoltaicos, que a su vez combinan la agricultura con la fotovoltaica.

¿Cuál es su objetivo?

Los objetivos son varios. Por un lado el desarrollo de Comunidades Energéticas Renovables que permiten a la ciudadanía, PYMES, cooperativas y ayuntamientos autopoducirse energía eléctrica de manera compartida, es decir, autoconsumos compartidos. Esto facilita el desarrollo del autoconsumo y empodera al consumidor de energía convirtiéndolo en productor.

Por otro lado, perseguimos el desarrollo de proyectos agrovoltaicos que permitan mantener la actividad agrícola donde los implantemos, aprovechando las sinergias y beneficios generados de una actividad sobre la otra, en este caso los beneficios que aporta la instalación solar fotovoltaica a los cultivos agrícolas que realizamos debajo de los paneles solares.

"Desarrollamos proyectos agrovoltaicos que permiten mantener la actividad agrícola donde los implantamos"

¿Qué ventajas proporciona este proyecto a los distintos agentes del medio rural?

Las ventajas del autoconsumo están claras. Con respecto a las ventajas de la agrovoltaica, logramos un empoderamiento del agricultor en los proyectos fotovoltaicos, conseguimos mantener o reestablecer la actividad agrícola en los emplazamientos donde se había abandonado dicha actividad, o estaba en riesgo de subsistencia por la baja rentabilidad de los cultivos que allí se realizan.

Con la implantación de un proyecto agrovoltaico podemos reestablecer infraestructuras abandonadas y conseguimos dar una oportunidad a nuevos cultivos o mejorar los existentes. Por ejemplo, una viña convencional transformarla a espaldera, introducir cultivos innovadores, introducir regadíos, etc.

¿Qué respuesta estáis recibiendo por parte de los municipios?

Como norma general, podemos afirmar que los municipios, especialmente los equipos de gobierno, ven con muy buenos ojos este tipo de iniciativas, ya que son un motor real de desarrollo de economía local y puestos de trabajo.

"Hay que promover iniciativas, que más allá de que sean atractivas, generen oportunidades laborales"

Las rentas generadas por las Comunidades Energéticas Renovables son para los socios y estos son locales. Así como la actividad agrícola, que desarrollan los agricultores locales. De esta manera, tanto la energía como las rentas agrarias se quedan en el ámbito local.

Por otro lado, todos somos conocedores del problema del despoblamiento de mundo rural. Por eso, hay que promover iniciativas, que más allá de que sean atractivas o no, generen oportunidades para que la gente pueda tener una actividad y subsistir. Las Comunidades Agrovoltaicas generan estás oportunidades al ser actividades que requieren de gente para su explotación. Por tanto, son motor de generación de actividad/empleo local en el entorno rural.

 

5
694 visitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar